| Salmón con Kale | Placeres Orgánicos
Salmon
r_der_fuerte_salmon_kale

Salmón con Kale

, , ,

Esto es una explosión de sabores, que te aseguro vale la pena probar cuando ya estás harta de comer lo mismo. Es una opción fresca, sana y deliciosa.

 

Puedes preparar el kale con un día de anticipación y tenerlo en el refrigerador, al igual que el pesto, duran una semana perfectamente.

 

El kale o berza, es una hoja verde muy nutritiva, que puedes conseguir en los mercados. A continuación te explico como prepararla, ya que su textura es muy dura y rugosa, por lo que no se come, sin antes masajear.

 

Si no consigues kale, no te preocupes y simplemente agrega más lechugas mixtas, si lo consigues… ¡no lo querrás dejar de comer!

 

Kale o berza

Lava y desinfecta perfectamente las hojas y elimina con un cuchillo los tallos, sólo reserva las hojas. Córtalas con las manos en cuatro para que queden de unos 5 cm. y colócalas en una ensaladera. Agrega una cucharadita de aceite de oliva, una pizca de sal y unas gotas de limón. Con las manos masajea las hojas hasta que se vuelvan suaves (por 3 minutos aproximadamente), y la consistencia sea agradable para comer.

 

Ingredientes (para 2 personas):

 

  • 4 ó 5 hojas de kale o berza

 

  • 2 filetes de salmón corte grueso (salvaje de preferencia)

 

  • ½ taza de pesto de albahaca

 

  • Lechugas mixtas al gusto

 

  • 4 ó 5 rábanos rebanados

 

  • Aceite de coco o de oliva para cocinar el salmón

 

  • Aceite de oliva

 

  • Limón al gusto

 

  • Sal de mar

 

  • Pimienta

 

 

Preparación:

 

1. Prepara primero el kale y colócalo en un plato, junto con las lechugas y los rábanos.

 

2. Dora el salmón sobre un sartén o parrilla caliente con un poco de aceite de coco (siempre con la piel hacia a bajo, si es que tiene) después será mas fácil voltearlo y desechar la piel. Déjalo unos 3 minutos de cada lado, hasta que este bien cocido.

 

3. Monta el salmón sobre la ensalada, cúbrelo al gusto con el pesto a temperatura ambiente, agrega si necesitas un poco de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto y… ¡listo!

 

Share Button