| Remedios orgánicos para el resfriado: shot de jengibre | Placeres Orgánicos
n_izq_pasiones_remedios_organicos_resfriado_shot_jengibre
n_der_pasiones_remedios_organicos_resfriado_shot_jengibre

Remedios orgánicos para el resfriado: shot de jengibre

, , , , ,

Este es un remedio para quienes se atreven a probar cosas nuevas, fuertes y no para paladares remilgosos.

 

Si aún no has probado el jengibre o eres muy sensible del estomago (gastritis, úlceras, etc.) te recomiendo que empieces con algo más suave, como el té de jengibre para familiarizarte con esta raíz picante y llena bondades.

 

El jengibre es originario del Sureste de Asia de países como China e India y se ha utilizado por miles de años en distintas culturas, fresco, seco, para cocinar, tomar, untar, tomar baños, etc…

 

Es un antifungicida y antibactericida natural, calienta el cuerpo, tiene un efecto termogénico, que ayuda a la circulación, desintoxicación, eliminación de mucus y flemas, por lo que es muy recomendable en estados gripales. Descongestiona las vías respiratorias, es de gran ayuda en alergias, asma, debilidad y para recuperar energía.

 

Es también muy efectivo para quitar náuseas, ayuda a la digestión, desinflama y fortalece el cuerpo.

 

Sobre el Shot

 

Puedes tomar una dosis o shot de jengibre cuando necesites fortalecer tu sistema inmunológico, durante alguna infección, para mejorar tu circulación, para acelerar la recuperación en enfermedades de las vías respiratorias o si sientes que comiste algo muy grasoso o pesado.

 

Te recomiendo que pruebes poco a poco y escuches a tu cuerpo. Cada cuerpo es diferente y es mejor que vayas detectando que te funciona. Si el shot tomado directamente te parece muy fuerte, en sabor y en como te cae, puedes agregarlo a un jugo verde, de betabel, zanahoria, manzana o pepino.

 

Ingredientes:

 

1 trozo de unos 8 cm. de jengibre

 

1 cuchillo

 

1 rallador de cocina

 

Lava y pela la piel del jengibre. El jengibre más fresco es muy claro, cuando está demasiado amarillo y húmedo por dentro es que está pasado y puede saber demasiado fuerte, incluso desagradable.

 

Ralla el jengibre y una vez rallado, exprime con tus manos limpias en un vaso, la cantidad aproximada de medio vasito de tequilero.

 

Empieza con poca cantidad, para que tu cuerpo se vaya acostumbrando a este remedio milenario, que puede prevenir un sin fin de enfermedades.

 

¡Salud!

 

Si de plano el jengibre no te gusta prueba el ajo y agua. No olvides consultar la primera parte de esta serie, remedios orgánicos contra el resfriado.

Share Button

shutterstock_124629238shutterstock_147671789 shutterstock_134804003 shutterstock_88343824RemediosOrgánicosContraelResfriadoII250913