| Remedios 911 | Placeres Orgánicos
n_izq_pasiones_remedios_911
n_der_pasiones_remedios_911

¿Cuántos remedios naturales pasaban de generación en generación, de boca en boca, para aliviar síntomas comunes y que con la aparición de antiácidos y todo tipo de pastillas comenzamos a olvidar?

 

Aquí encontrarás algunos de los remedios más efectivos para diferentes casos leves, para pasar del malestar al bienestar, sin los efectos secundarios de los medicamentos de farmacia.

 

Agua de coco: Para después de la fiesta o desvelada. Después de haber bailado mucho o hecho mucho ejercicio o si pasaste una noche en el baño por malestar estomacal.

 

  • El agua de coco es el mejor suero natural que existe, el más parecido en su composición al plasma de la sangre humana y lo mejor para rehidratarte sin los colorantes ni el azúcar de las bebidas comerciales. Tiene un sabor delicioso.

 

  • Toma un vaso de agua de coco fría y te hará sentir mucho mejor.

 

Jengibre: Nada más efectivo para quitar las náuseas en el embarazo. También después de haber comido o cenado mucho.

 

  • Lo mejor para las náuseas es una cucharada de jengibre fresco, rallado, medio limón amarillo o verde y cubrir con agua caliente. Agregar stevia o un poco de miel. En el embarazo usar agua fría porque lo caliente dá más náuseas.

 

  • El jengibre es maravilloso, acelera el metabolismo, ayuda a la digestión, es desinflamatorio, antibacterial, ayuda a la circulación es antiséptico. Así que no dudes en probar este remedio. Yo lo tomo todos los días, me encanta el té de jengibre con limón y miel.

 

Hinojo: Otro remedio buenísimo para la indigestión es el té de hinojo.

 

  • Una cucharada de semillas de hinojo se ponen en agua y se apaga después de que hierva uno o dos minutos. Es impresionante cómo ayuda a sentirte bien después de una comida pesada.

 

Daikon: Otra receta que no falla para cuando estás hinchada.

 

  • Es un rábano blanco, grande y largo, utilizado mucho en Japón y éste es un remedio macrobiótico buenísimo.

 

  • Hay que rallar el daikon y exprimir dos cucharadas de jugo, una pizca de sal (sal de mar, sal del Himalaya, flor de sal) más seis cucharadas de agua pura. Hervirlo. Tomar sólo una vez al día y no más de tres días seguidos.

 

  • No te tomes el jugo sin hervirlo primero. Éste es un diurético muy efectivo.

 

  • Otro remedio maravilloso del daikon es para disolver el mucus acumulado en el cuerpo y bajar un poco de peso, cuando tienes una boda o tu cumpleaños o simplemente has estado comiendo de más. Ralla media taza de daikon, agrega 2 a 3 gotitas de tamari (salsa de soya orgánica sin trigo) y vierte encima una taza de agua hirviendo, tómalo. El mejor momento para tomar este remedio es por la noche y no por más de 10 días seguidos.

 

Ciruelas Umeboshi: Son también increíbles por sus propiedades. Son pequeñas ciruelas fermentadas naturalmente (búscalas en tiendas orgánicas o asiáticas). Son muy saladas y ayudan mucho a la digestión, diarrea, remineralización del cuerpo (ideales para la cruda).

 

  • Simplemente come una poco a poco y toma mucha agua, es un gran remedio.

 

  • Alcalinizan la sangre y son buenísimas en caso de acidez. También ayudan a sacar el exceso de gas. Para cuando te sientes débil después de una enfermedad, son la maravilla.

 

  • Pon una ciruela en una taza y vierte agua hirviendo. Tómalo como té también si tienes té kukicha, lo puedes tomar con una ciruela adentro.
    No te olvides de comer la ciruela después y ojo, tienen hueso.

 

Vaso de agua caliente con medio limón exprimido, en ayunas: Es la mejor manera de empezar el día y limpiar tu cuerpo. Alcaliniza, limpia los intestinos, remueve el mucus y es un buen hábito que tu cuerpo agradecerá. También puedes hacerlo en la noche, antes de acostarte.

 

Para cuando has comido demasiado, sobre todo alimentos pesados, carbohidratos, azúcar, lácteos y/o carne y no has consumido suficientes alimentos crudos y fibra.

 

  • Te recomiendo que en la noche, en vez de cenar, te hagas un licuado lleno de nutrientes con muchas verduras verdes, menta, jengibre y agua.

 

  • Puedes ver la receta de mi licuado verde o inventar el que se te ocurra. También es buena medida al día siguiente de un fin de semana de excesos, hacer una limpieza con frutas y verduras y este licuado es una buena opción.
Share Button

Remedios naturales Remedios naturales remedios Remedios naturales Remedios naturales Remedios naturales Remedios naturales

Notas relacionadas