| Recetas a prueba de niños | Placeres Orgánicos
n_izq_pasiones_recetas_aprueba_de_ninos
n_der_pasiones_recetas_prueba_de_ninos

Recetas a prueba de niños

,

En ¿Más verduritas? ¡Siii! te compartí algunos tips para lograr esa misión imposible de que nuestros hijos coman mejor. Lo cierto es que la presentación ayuda mucho, pero también el sabor, por eso te comparto tres excelentes opciones con las que podrás volver de la comida algo divertido y nutritivo al mismo tiempo.

 

Hot cakes de Bob Esponja

 

Seguramente ya has oído que el desayuno es el alimento más importante del día y de verdad lo es. Por eso es básico, sobre todo para los niños, consumir proteína y fruta en la mañana. Si a tu hijo le encantan los hot cakes, esta es una alternativa más sana y nutritiva. Lo mejor de todo es que a los niños les parecen increíblemente buenos (claro, si no les dices como están hechos, ni lo sospecharían).

 

Ingredientes:

  • 1 plátano orgánico
  • 2 huevos orgánicos
  • Aceite de coco
  • Miel de Maple orgánica
  • Opcional: nueces picadas y ligeramente tostadas o moras

 

Preparación:

1. Precalienta y engrasa con aceite de coco un sartén o una plancha a fuego medio.

2. Licúa los huevos y los plátanos hasta que se haga una mezcla espumosa.

3. Directamente desde la jarra de la licuadora o con un cucharón pequeño, vierte la mezcla. Lo más importante es que el tamaño el hot cake sea como del diámetro de una pelota de tenis, si los haces más grandes, te va a costar mucho trabajo voltearlos.

4. Cuando veas que se forman unas burbujas en la superficie del hot cake y se truenan, es momento de voltearlos. Una vez que estén cocidos por los 2 lados, sírvelos y vierte la miel de maple al gusto.

5. Si quieres, agrega moras o nueces en pocas cantidades a la mezcla, para que no se te complique voltearlos.

6. Si te sobra mezcla, termina de hacerlos todos y los que no alcancen a comerse, puedes guardarlos en el refri hasta por 5 días. Es súper útil tener unos ya hechos para los días que tienes prisa en las mañanas y es mucho más sano que un plato de cereal de caja.

 

 

Galletas de Calamardo

 

Sé que hay muchas opciones para mandarles a los niños en el lunch para la escuela, o como snack si tienen hambre entre comidas, pero te recomiendo probar esta receta que además de deliciosa, posee gran cantidad de nutrientes, que los llenará de energía.

 

Ingredientes:

 

  • 1 taza de dátiles sin hueso
  • 1 taza de nueces de la india crudas
  • ¼ de taza de crema de cacahuate o almendra
  • 1 cucharada de agua

 

Preparación:

1. Mezcla los dátiles, las nueces de la india, la crema de cacahuate y el agua en un procesador de alimentos y hazlos puré hasta que  la mezcla tome consistencia pegajosa. Agrega un poquito más de agua si lo consideras necesario.

2. Saca la mezcla con tus manos y amásala hasta que se haga uniforme. Sobre un rectángulo de papel encerado, forma un rectángulo con la masa, puedes usar un cuchillo para darle forma a las orillas. Corta la masa en 12 cuadros y si lo deseas, métela al refrigerador por una hora.

¡Listo! A disfrutar de este snack perfecto para chicos y grandes.

 

Tiras de Nemo

 

A los niños les encantan las papas a la francesa, pero la realidad es que hablando de nutrición, no aportan nada más que grasa, carbohidratos  y calorías vacías. La buena noticia es que hay una alternativa igualmente atractiva, pero que de hecho es buena para ellos (nada más no les digas).

 

Los camotes tienen altos contenidos de vitaminas A, B, C, hierro, magnesio y potasio, por eso son ideales para esta receta.

 

Ingredientes:

  • 2 camotes orgánicos  medianos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva orgánico
  • Sal de mar al gusto

 

Preparación:

1. Precalienta el horno a 200°C.

2. Pela los camotes y córtalos en tiras. Tú escoges que tan gruesas quieres las tiras, pero asegúrate de que todas sean iguales para que la cocción quede pareja.

3. Pon las tiras de camote en un bowl, agrega el aceite de oliva y revuélcalas con una cuchara, después colócalas en una charola de aluminio y mételas al horno por 15 minutos. Saca la charola, voltea las tiras y vuelve a meterla al horno por 15 minutos más. Agrega sal al gusto.

 

Estoy segura de que estas recetas les van a encantar a tus hijos. Recuerda que debes enseñarles que comer sano no porque ser aburrido o saber feo.

 

Si necesitas más inspiración consíguela aquí.

Share Button