| Hummus negro | Placeres Orgánicos
Garbanzo
hummus negro DER

El hummus es delicioso, súper nutritivo, lleno de calcio y carbohidratos buenos, proteínas y fibra por los garbanzos que contiene. Es una mezcla perfecta para un snack o para llevar a una comida como botana. Incluso para mandarlo de lunch o llevarlo en el trayecto de un viaje. Acompáñalo con apio crudo, pepinos, jícamas o tortitas de arroz.

 

Para preparar una taza y media aproximadamente.

 

Ingredientes

 

1 taza de garbanzos remojados previamente la noche anterior en agua y escurridos.

¼ taza de aceite de olive extra virgen

Jugo de 1 limón, para ajustar sabor

1 pizca de pimiento de cayena

½ cucharada de bicarbonato de sodio

½  taza de agua helada (agua con 1 o 2 hielos)

1 diente de ajo pequeño finamente picado

2 cucharadas de tahini  negro (pasta de ajonjolí molido)

¼ cucharada de comino en polvo (opcional)

6 tazas de agua hirviendo

Sal y pimienta al gusto

Paprika en polvo (opcional)

 

hummus negro 6gde

 

 

Preparación

 

Pon  una  taza de garbanzos secos en agua, de preferencia que los sobrepase porque se van a inflar bastante. Déjalos remojar toda la noche.

 

Escúrrelos y enjuaga bien.

 

En un wok o en una olla, pon los garbanzos escurridos y agrega media cucharada de bicarbonato, mueve constantemente por un par de minutos. Esto ayudará a quitar el gas que provocan los garbanzos y a desprender más fácilmente las cascaras.

 

Después de unos 3 minutos agrega agua y 1 cucharadita de sal, déjalos cocer por aproximadamente 20 minutos.

 

Aparte, pica finamente el ajo.

 

Pon un par de hielos en ½ taza de agua y deja que enfrié.

 

Cuando los garbanzos estén cocidos pero aun firmes (no los dejes deshacerse demasiado), escúrrelos y procura quitar la mayoría de las cascaritas que se van desprendiendo. No es necesario quitar todas.

 

Pon los garbanzos en un procesador de alimentos o en una licuadora, bate por unos minutos, sin detener el movimiento agrega poco a poco el aceite, el limón, las especias, el tahini y el ajo, licua perfectamente. Al final agrega la mitad del agua helada y checa la consistencia.

 

De preferencia que no quede demasiado aguado, así que hazlo poco a poco, prueba y agrega una pizca de sal, pimiento de cayena extra o limón al gusto.

 

Se conserva unos 3 días en el refrigerador.

 

Para servir por encima vierte un chorrito de aceite de olive y paprika.

 

 

  • Si no encuentras tahini negro, usa tahini normal, o agrega 1 cucharada de aceite de ajonjolí, para dar un sabor parecido.

 

 

 

Share Button