| Polen: oro granulado | Placeres Orgánicos
Polen
n_der_pasiones_polen_oro_granulado

Polen: oro granulado


El polen es la semilla masculina de las flores, necesario para el proceso de fertilización de las plantas. Es un polvo fino recogido por las abejas, el cual toman de los estambres de las plantas con flores y lo almacenan en las colmenas del panal, transformándolo en polen digerible para los seres vivos.

 

El polen es considerado como la “fuente de la juventud” de la naturaleza. Imagínate, contiene casi todos los nutrientes requeridos por los seres humanos.

 

Alrededor de la mitad de su proteína se presenta en forma de aminoácidos libres que están listos para ser aprovechados directamente por nuestro cuerpo.

 

1. Altamente nutritivo. Rico en proteínas (40%), más que cualquier fuente animal; también contiene aminoácidos libres, minerales y vitaminas (incluyendo complejo B y ácido fólico). ¡Es un alimento increíble! Fortalece el hígado, ayuda a la desintoxicación y da energía. Muy recomendable para niños.

 

2. Calmante para la piel. El polen de abeja se usa frecuentemente para tratar afecciones inflamatorias e irritaciones de la piel comunes como: la psoriasis o el eczema. Los aminoácidos y vitaminas que contiene el polen protegen tu piel y ayudan a la regeneración de las células.

 

3. Fortalece el sistema inmunológico. El polen es bueno para la flora intestinal porque fortalece el sistema inmune; lo logra gracias a que posee gran cantidad de vitaminas del grupo B, minerales, proteínas, carotenoides, bioflavonoides, y antioxidantes que contrarrestan el daño que causan los radicales libres en las células. También ayuda a protegernos contra las radiaciones y la contaminación.

 

4. Controla el peso. Los componentes del polen actúan sobre el hipotálamo (encargado de controlar nuestro metabolismo) estimulando los procesos metabólicos; regulando, equilibrando y controlando el aumento de peso.

 

5. Tratamiento contra las alergias. El polen reduce la presencia de histamina, y mejora muchas de las alergias. De hecho, se ha comprobado que es sumamente eficaz contra una amplia gama de enfermedades respiratorias.

 

6. Previene la anemia. Aumenta la hemoglobina y glóbulos rojos en la sangre. Ayuda a la cicatrización, por eso también se recomienda para personas que padecen de úlceras.

 

7. Sistema digestivo. El polen contiene enzimas que colaboran durante el proceso digestivo, dichas enzimas ayudan a tu cuerpo a obtener todos los nutrientes que necesitas de los alimentos que consumes.

 

8. Mejora la vista. Gracias a la vitamina A y el Zinc que posee el polen de abeja: mejora la vista, contrarresta el cansancio ocular, así como otros trastornos visuales.

 

9. Mejora tu estado de ánimo. El polen de abeja contiene vitamina B, que combate la depresión, la ansiedad y la irritabilidad, dándote una sensación de bienestar. Del mismo modo, ayuda a relajarte para conseguir mayor capacidad de concentración y de asimilación. También refuerza tu memoria.

 

10. Afrodisíaco. Gracias a que tiene una combinación única de antioxidantes y zinc, hace que se maximice la eficacia de este mineral en beneficio de la salud sexual de los hombres. En cuanto a las mujeres, el polen estimula y restaura la función ovárica, ayudando a acelerar el embarazo. ¡Y lo mejor de todo es que además es afrodisíaco!

 

Ahora sí, estás lista para incluir el polen de abeja en tu dieta. Te recomiendo que lo consumas acompañando a tus alimentos, en la mañana 1 cucharada al día es suficiente.

 

Share Button

Notas relacionadas