| ¿Más verduritas..? ¡Siiii! | Placeres Orgánicos
n_izq_pasiones_mas_verduritas_si
n_der_pasiones_mas_verduritas_si

¿Más verduritas..? ¡Siiii!

, ,

¿Batallas a la hora de la comida?

 

Respira  mamá, no estás sola. Nos ha pasado a todas. Las grandes industrias, la publicidad y la misma sociedad han hecho que la labor de introducir comida real a nuestros niños pequeños  sea más complicada que nunca, pero… ¡no te rindas! Sí, es posible que aprendan a comer sano. Estos pequeños trucos te pueden ayudar a lograr que no todo sea pizza, nuggets y hamburguesas.

 

Los niños son por naturaleza renuentes a experimentar cosas nuevas y probar comidas diferentes, además una de las pocas cosas en las que tienen control en sus vidas, es lo que se llevan a la boca. Evita que la mesa se convierta en un campo de batalla en el que nadie gana.

 

Los siguientes son unos tips a prueba de los paladares más difíciles:

 

  • Sé el ejemplo. Si tus hijos te ven comer vegetales, no porque estas a dieta, sino por placer,  es más probable que se animen a probarlos. Siempre comenta cuánto te gustan.

 

  • Procura que toda la comida que sirvas sea sana y que los platillos incluyan algo que sabes que tu hijo va a comer y algo que quieras que pruebe.

 

  • Siempre pon vegetales en el  plato, puede ser que pase mucho tiempo antes que tu niño los coma por iniciativa propia, pero eventualmente va a pasar.

 

  • Pide a tu hijo que coma un bocado del alimento que quieres que pruebe, dile que no tiene que gustarle, pero sí tiene que probarlo.

 

  • Los niños necesitan probar diez o más veces un alimento antes de decidir si les gusta, así que no dejes de intentarlo.

 

  • Cocinen juntos, aunque sea un día a la semana. No sólo es una buena manera de convivir, los niños disfrutan comerse sus creaciones cuando están involucrados en el proceso. Mezclar, batir, probar o agregar ingredientes les encanta.

 

  • En una maceta planta un huerto pequeño o compra una plantita de albahaca, lechuga, etc. Verás lo emocionante que es para ellos comer algo que cultivaron juntos.

 

  • Jamás los premies con dulces y comida chatarra y evita comprarla, si no tienes en casa, los niños comerán comida real por hambre.

 

  • Cuando se nieguen a probar algo nuevo, diles que no importa, que es ”solo para grandes” yo aplique eso con mis hijas y se volvieron fans de mi licuado de verduras.

 

  • Ponle nombres a los platillos como: pasta de Shrek, leche de chocolate de Hulk, Sopa de chicharos de Mike Wasowski, etc. Cuéntales que a sus superhéroes  les fascinan estos alimentos, porque les dan fuerza y los hacen crecer.

 

  • Llévalos un día al mercado para que escoja algunas frutas y verduras nuevas, y jueguen a que los prueban juntos.

 

Si no te funcionan estos tips a la primera, sigue intentando. Descubre cuales son los gustos de tus hijos poco a poco. No pretendas que les guste lo mismo que a ti. Por ejemplo, a mi no me gusta comer melón, pero descubrí que a mi hija le encanta.

 

En el próximo artículo: recetas secretas a prueba de niños. ¡No te lo pierdas!

 

¡¡¡A comeeeeeer!!!!

Share Button