| Holbox | Placeres Orgánicos
n_izq_favoritos_holbox
n_der_favoritos_holbox

Uno de los mejores viajes que he hecho es  a Holbox, una pequeña isla situada en el Caribe mexicano.

 

Para llegar, vuelas a Cancún y del aeropuerto abordas una camioneta que te lleva a Chiquila, un puerto donde tomas un ferry o una lancha para llegar a la isla en 20 minutos.

 

Lo maravilloso de Holbox es que es una isla donde no hay autos, sólo pequeños carritos de golf que te llevan a tu hotel. Todos los hoteles son muy pequeños, con ocupación máxima de 25 habitaciones, algunos son de estilo boutique, como CasaSandra  o Las Nubes; y otros son más sencillos e incluso hay zonas para acampar en la playa.

 

Llegamos a CasaSandra, el primer hotel en la Isla, de estilo boutique hermoso; un día fue casa de Sandra y Pablo Milanés, quienes se enamoraron de aquel lugar y construyeron una casa en la playa.  Ahora, cuenta con 20 habitaciones y un ambiente muy cálido, que realmente te hace descansar y sentirte muy apapachado.

 

Nos quedamos en la villa, una habitación muy especial llena de luz y flores; también me gusta mucho la habitación 17, más pequeña pero muy hermosa. Eva y Alejandro salieron a darnos la bienvenida y nos consintieron mucho durante nuestra estancia. Les recomiendo cenar en el hotel, la Chef  Dana Fernández es maravillosa, no sólo porque cocina delicioso sino también por cumplir mis peticiones que a veces pueden ser demasiadas.

 

Les cuento que como me encantan los licuados, les pedía que me trajeran un coco en las mañanas y les pase mi receta de smoothie de coco con fresa y plátano, el cual quedó como parte del menú y lo llamaron smoothie Dominika, algo que me pareció un detalle lindísimo. Si van y lo piden, espero les guste.

 

Otros hoteles muy lindos son Villas Flamingos, Casa Las Tortugas y algunos más sencillos pero con mucho encanto, como el Hotel Mawibi, donde comimos un día muy rico sobre la playa, hacen un ceviche muy fresco, guacamole y agua de coco. Lo cortan ahí mismo y es espectacular…

 

Casa Iguanas es otra opción,  un hotel súper austero y barato, pero eso si, sobre la playa con una vista hermosa.

 

La plaza de Holbox es muy pequeña y vale la pena darse una vuelta en la nochecita. Si quieres cenar delicioso mi favorito es “La Guaya”, un restaurante italiano, te recomiendo que pidas los ravioles de tres quesos o los de langosta; o si se te antoja una pizza a la leña está “La Cueva del Pirata”, donde yo pedí una ensalada mixta bastante buena.

 

“Los Peleones” es otra opción donde hay algunas pastas ricas, paella y pescados, todos son pequeños restaurantes en la plaza… Ah y no te pierdas  los helados Maresa, que son únicos en Holbox, súper caseros y deliciosos; los venden adentro de las tienditas de abarrotes o en los restaurantes… Mi favorito es el de elote.

 

Lo increíble de Holbox es que aún es un lugar poco conocido y conserva muchas especies marinas, vale la pena contratar una lancha y salir a ver tortugas, mantarrayas, delfines. Hay un montón, van en manadas con sus crías y pareciera que les da gusto curiosear junto a las lanchas, nos dijeron que los delfines se acercan cuando les cantas, así que nos pusimos a cantar y se nos acercaron, luego se fueron… seguramente no cantamos muy bien…je, je, je.

 

Muy temprano en la mañana, hay flamingos que puedes ver al final de la isla. Y bueno, el tiburón ballena, una especie de ballena totalmente inofensiva, que come plancton y llega a Holbox entre mayo y septiembre para alimentarse y emigrar hacia Australia y Filipinas.

 

Nadar con el tiburón ballena fue una experiencia única e inolvidable, nos encontramos a tres, de aproximadamente 13 y 15 m de largo. Manuel, el lanchero que nos llevó, nos contaba que llegan entre 800 y 850 tiburones ballena y se quedan  flotando quietos y comiendo pacíficamente.

 

Sin duda es uno de los viajes más especiales que hemos hecho en familia, hay opciones para todos los presupuestos pero la belleza de Holbox, la calidez de su gente y la naturaleza no tiene precio.

Share Button

Holbox Holbox Holbox Holbox Holbox

Notas relacionadas