| Especias maravillosas: laurel | Placeres Orgánicos
Laurel
n_der_pasiones_especias_maravillosas_laurel

Especias maravillosas: laurel

,

El laurel es otra especia conocida desde la antigüedad. Sus hojas son empleadas en la gastronomía ya que aportan fuerte sabor y aroma a tus platillos; aunque también te ayudarán a curar algunas dolencias.

 

El laurel (Laurus nobilis), cuyo significado es la palabra “célebre”, pertenece a la familia de las Lauráceas, se trata de un árbol perenne que puede llegar a medir de 5 a 10 metros de altura, sus hojas tienen una textura muy suave y son de color verde olivo. Generalmente crece en lugares frescos y húmedos.

 

Las hojas de laurel son ricas en minerales como: hierro, calcio, potasio, magnesio y manganeso. A continuación te presento algunas propiedades del laurel:

 

1. Rico en vitaminas y minerales. Las hojas de laurel contienen: vitamina B3 (niacina), vitamina B6 (piridoxina), Vitamina B5 (ácido pantoténico) y vitamina B2 (riboflavina). Estos grupos del complejo B de vitaminas ayudan en la síntesis de las enzimas, la función del sistema nervioso y regulan el metabolismo de nuestro cuerpo.

 

2. Vitamina A. Las hojas de laurel son ricas en esta vitamina, de hecho contiene el 206% del nivel diario recomendado, por cada 100g. La vitamina A es un antioxidante natural y es esencial para nuestra vista. También la necesitamos para mantener las membranas mucosas y nuestra piel saludable. Se ha descubierto que al consumir alimentos ricos en vitamina A, podemos prevenir cáncer en pulmones y boca.

 

3. Vitamina C (ácido ascórbico). Contiene 77.5% del porcentaje diario recomendado por cada 100g. El ácido ascórbico es uno de los antioxidantes naturales más poderoso que ayuda a eliminar los radicales libres en nuestro cuerpo; también refuerza el sistema inmunológico, ayuda a cicatrizar las heridas y posee efectos antivirales.

 

4. Ácido fólico. Aporta el 45% de los niveles diarios recomendados, por cada 100g. Los folatos son esenciales en la síntesis del ADN y elementales durante el embarazo ya que ayudan a prevenir defectos del tubo neural en el bebé.

 

5. Mejora tu digestión. Es diurético y elimina toxinas de nuestro organismo. Consumir hojas de laurel facilita el rompimiento de las proteínas en los alimentos; alivia malestares estomacales, y ya que contienen cineol y eogenol, puedes prevenir la acidez y la formación de gases.

 

6. Adiós al dolor de cabeza. Entre los componentes de sus hojas también encontramos un compuesto químico llamado: partenolida; buenísimo para combatir el dolor de cabeza y la migraña.

 

7. Regula el flujo menstrual. Ayuda a regular el flujo menstrual y reduce los cólicos menstruales.

 

8. Repelente de insectos. Las hojas de laurel son sumamente aromáticas, por está razón funcionan también como repelente de insectos. Por ejemplo, si pones algunas hojas donde almacenas tus alimentos, evitarás que se acerquen las moscas, las cucarachas y las polillas de fruta.

9. El toque perfecto para tus platillos. Con las hojas de laurel puedes elaborar deliciosos tés; son ingrediente esencial en muchas salsas clásicas como la salsa de pan, salsa de tomate y salsa blanca. Sirven para cocinar mariscos, aves, carne, arroz (pulov), y platos de verduras. Y finalmente, puedes utilizarlas para darle sabor a platillos dulces como: panes dulces, flanes, cremas, etc.

 

Tips:

  • Conserva las hojas de laurel en un frasco de cristal en un lugar fresco y lejos de la luz.

 

  • No te recomiendo guardarlas por más de un año, pues pierden su olor y sabor.
Share Button