| En dos ruedas | Placeres Orgánicos
n_izq_favoritos_en_dos_ruedas
n_der_favoritos_en_dos_ruedas

En dos ruedas

,

Desde hace algunos años el uso de la bicicleta se ha convertido más que en una moda, en una excelente alternativa de transportación, sobre todo en las grandes ciudades.

 

En París inició el sistema de transportación urbana tal y como lo conocemos hoy en la Ciudad de México, con una tarjeta de costo anual y con una serie de ciclo estaciones colocadas estratégicamente en determinadas colonias. Aunque claro, las bicis ya se utilizaban como tal en países como India y China, sin ser parte de ninguna política pública, sino por la necesidad de las personas para transportarse con mayor practicidad.

 

Si aún no has hecho uso de este excelente medio, te invito a que lo hagas por las siguientes razones:

 

1. No contaminamos. Si tomamos la bicicleta y dejamos por un momento el auto, reducimos en gran cantidad la contaminación que este produce.

 

2. Nos ejercitamos. Mientras te transportas puedes ejercitarte, ya que realizas un ejercicio aeróbico que además de trabajar con tu respiración, fortalecerá y mejorará la circulación en tus piernas, además del trabajo muscular que realizarás con ellas.

3. Llegamos más rápido. En ocasiones el tráfico es tal, que te aseguro que si viajaras en ella en lugar de hacerlo en tu auto, llegarías antes.

4. Despeja tu mente. Es bien sabido que el ejercicio, además de traer beneficios al cuerpo, sirve mucho para relajar nuestra mente, y por supuesto a liberarnos del estrés.

5. Mejoramos el entorno visual. ¿No crees que la ciudad se vería mejor con más bicicletas y menos coches?

6. Ahorra. Si dejamos el coche un día nos ahorramos el gasto de gasolina o incluso, el desembolso en gastos derivados del desgaste de un automóvil.

 

Al viajar en bicicleta también debes tomar en cuanta esto:

 

  • Usa casco. Quizá no te parezca lo más cómodo o el accesorio más favorecedor a tu imagen, pero en serio, el uso de casco puede salvar tu vida.

 

  • Utiliza la zona de ciclistas. Siempre que vayas en bicicleta por las calles usa los carriles acondicionados para ciclistas o ciclo vías, en caso de que no existan utiliza los carriles de baja velocidad.

 

  • Toma el sentido correcto. Es muy importante que viajes siempre en el sentido de los automóviles y no en contra de ellos, sé que hay mucha gente que piensa que eso es mucho más seguro, pero es completamente lo contrario.

 

  • Ilumínate. Al oscurecer, lleva siempre contigo luces parpadeantes o reflejantes para hacerte visible ante automovilistas y peatones.

 

  • Hazte escuchar. El uso de una campanilla siempre es recomendable para hacerte presente en caso de ser necesario.

 

  • Sin audífonos. Sé que nos gusta mucho escuchar música mientras hacemos ejercicio, pero al practicar el ciclismo urbano es sumamente importante evitarlo, ya que debemos estar siempre alerta.

 

  • Revisa tu bici. Antes de salir o tomar una bicicleta asegúrate de que esté en buenas condiciones: las llantas en buen estado, la cadena en su lugar y los frenos funcionando correctamente, entre otras cosas.

 

¿Qué te parece? Te animas a usar la bicicleta para transportarte, inténtalo por lo menos una vez y estoy segura de que poco a poco, le irás encontrando el gusto. Si te da un poco de miedo, puedes comenzar practicando en las calles de la ciudad, ya que algunos domingos por las mañanas, determinadas calles o avenidas, son abiertas únicamente para ciclistas.

Share Button