| Complejo de adonis | Placeres Orgánicos
Complejo de adonis
complejoadonis

Complejo de adonis


Complejo de adonis

Artículos atrás les hable sobre la ORTOREXIA palabra que proviene del griego “ortho, justo, recto, y orexia, apetencia” y decíamos que se entiende por la obsesión hacia la comida sana hasta llegar a la patología.

 

 

Nuestra sociedad consumista,  en su afán por vender recurriendo, muchas veces, a una publicidad engañosa, nos ha llevado al surgimiento de nuevas alteraciones relacionadas con la ilusoria búsqueda de la perfección física y la “salud total”. Obviamente estoy a favor de la salud pero sin llegar a las obsesiones o enfermedades que estos trastornos traen con ellos. Por eso sigo en esta línea de los trastornos alimentarios y hoy toca hablar de la VIGOREXIA.

 

Complejo de Adonis” así lo han llamado algunos autores, otros han ido matizando el término, ya que no parece tanto un trastorno del comportamiento alimentario como la anorexia nerviosa o la bulimia nerviosa, sino más bien un trastorno somatomorfo, de ahí que se hayan sugerido también términos como dismorfia muscular o vigorexia.

 

¿Qué es? Es el deseo de ganar masa magra, no grasa, y una alteración de la imagen corporal.

¿Cómo se ven estos pacientes?  Se ven pequeños y débiles cuando realmente son grandes y musculosos. Estos pacientes tienen pensamientos obsesivos sobre su cuerpo y realizan una práctica de ejercicio físico compulsiva para agrandarlo. Su vida psicológica y social se ve afectada porque prefieren  estar todo el tiempo en el gimnasio o evitan situaciones donde los demás pudieran ver lo poco musculosos que estaban. Además la dieta era muy estricta y la suplementaban con sustancias proteicas, “quema grasas” u hormonas anabolizantes

 

Síntomas

1) Preocupación por ser débil o poco musculoso.

2) Incapacidad de ver con objetividad el propio cuerpo, aun teniendo un cuerpo grande y musculado, que deriva en insatisfacción corporal. Permanente auto observación en el espejo para comprobar el tamaño de los músculos.

3) Ansiedad o depresión por sus sentimientos negativos hacia su cuerpo.

4)  Necesidad compulsiva de realizar ejercicio con pesas para incrementar el tamaño corporal.

5) A veces consumo de sustancias peligrosas para el desarrollo muscular (el consumo de hormonas es siete veces más usual entre personas con vigorexia que entre culturistas no vigoréxicos)

 

El tratamiento requiere ser integral psicológico, médico, nutricional, la familia y el entorno es preciso para que el paciente pueda recuperarse y comenzar una vida nueva y sana. Para  cambiar la forma de relacionarse con su cuerpo, de tal forma que supere su preocupación patológica que le hace ver un defecto general en su cuerpo, que es la falta de musculación y le hace tener pensamientos, sentimientos y comportamientos incompatibles con una vida sana y feliz.

 

 

Con todo mi cariño

logo paty vargas

Pati Vargas

#ALaVidaSoloLePidoVida

 

Síguela en Instagram @medic.healthy

Share Button

shutterstock_587771150

Notas relacionadas