| Chailover | Placeres Orgánicos
n_izq_pasiones_chailover
n_der_pasiones_chailover

Chailover


Me declaro total y absolutamente fan de los tés. Desde pequeña me encantaba el té negro, té negro con limón o con leche que es lo que más se toma en Polonia.

 

Después me volví una compulsiva coleccionista de todo tipo de tés y hasta hoy, aunque ya no caben en mi despensa ,cada que paso por un lugar donde venden tés ricos, no puedo resistirme.

 

Las tiendas de té siempre me atraen, guardan tantos aromas que con solo abrir uno o dos frascos y disfrutar esos aromas te transportan a lugares inimaginables, algunos conocidos que te traen buenos recuerdos, otros tan lejanos como exóticos.

 

Con el tiempo, me he vuelto mucho más selectiva. He ido descubriendo sabores, mezclas y tipos de té que ni siquiera tenía idea que existían y además he encontrado que depende del momento y estado de ánimo es el tipo de té que se antoja.

 

Desde la antigüedad se han usado infusiones de plantas para lograr efectos calmantes, estimulantes, curativos y prácticamente en todas las culturas existen rituales y usos tanto de tés como de infusiones. China, India y Japón son los más antiguos consumidores de tés, seguidos por Inglaterra, quienes los han usado no solo por el placer de saborearlos sino por sus múltiples beneficios.

 

El té verde tiene gran cantidad de antioxidantes. Ayuda a la digestión, previene las caries, ayuda a la concentración, combate algunos virus, rejuvenece, da energía y las variedades más finas son Gunpowder, Matcha, Sencha, Kukicha, y el más fino y preciado es el Blanco, que es un tipo de té verde que crece en las montañas de Fujian, en China y que dadas las condiciones de clima y altura es el té más alto en propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, adelgazantes, rejuvenecedoras… ¡Una maravilla!

 

Confieso que aunque me fascinan el té blanco, varios tipos de verde y el Earl Grey, que es mi té negro preferido, tengo un crush total con el Chai, que en realidad es un té negro, verde o mate mezclado con diferentes especias como cardamomo, clavo, nuez moscada, pimienta, canela, y proviene de la India.

 

Sabe delicioso con un poco de leche espumada, ya sea de vaca, soya o arroz y con un poco de miel o agave sabe aún mejor. Hay tantas mezclas como te imagines y cada que me encuentro un buen chai, no dudo en comprarlo y que forme parte de mi colección.

 

Mis favoritos el Mate Chai, de la marca Factor Mate, que es mi te de todas las mañanas, es orgánico, lleno de sabor y me encanta con miel de agave y leche de arroz. Otro que me encanta es el Rooibos Chai , de Yogi Tea, que tiene un sabor delicioso y con las propiedades del rooibos, que son muchas es muy digestivo, antiinflamatorio, no tiene cafeína, es muy recomendable para niños, incluso, el rooibos es ideal solito- para cólicos en bebes, por ser una planta muy suave, calmante y antiespasmódica.

 

Otra mezcla que me gusta mucho es el Thai Masala Chai de Teavana, que es muy aromática, con té negro y buenísima con un poquito de miel y leche de soya, y mi mas reciente obsesión es una mezcla de ChaiBar, un pequeño lugar en la colonia Condesa, en Chilpancingo y Av. México, absolutamente inigualable…..hay negro y verde con lemon grass, que es mi preferido. Y lo mejor es que la mezcla de especies la venden y puedes disfrutarlo en tu casa: Mmmm.

 

Los invito a volverse fans del té que además de delicioso, tiene muchos beneficios para tu cuerpo y mente. Me parece importante buscar en los tés comerciales que sean orgánicos y usar endulzantes como stevia, miel pura, miel de agave y no tomar té negro ni mate de noche porque pueden quitarte el sueño.

 

Van a ver que probando diferentes mezclas y eligiendo las de buena calidad, se van a volver expertas y no volverán a pedir un té de manzanilla o negro en un avión o en el consultorio del ginecólogo, jajajaja.

 

Yo por eso, siempre cargo con una mini selección de tés y stevia que me alegran la espera.

Share Button

chai