| Ambientes saludables | Placeres Orgánicos
imagen por creative market
banner_aMBIENTESsaludables

Ambientes saludables

, , ,

AMBIENTES Y ESPACIOS SALUDABLES

entornos sencillos, básicos, ordenados y limpios

Al final del día, después del estrés cotidiano (tráfico, trabajo, compromisos, carreras) lo que más deseamos es llegar a nuestra casa, a nuestro refugio.

Te has puesto a pensar cómo influye en nuestra salud, en nuestro estado de ánimo y comportamiento, un lugar agradable, limpio, ordenado, funcional, ambientes saludables … de entrada nos genera sentimientos de tranquilidad, paz, armonía, comodidad, o un espacio, abarrotado, desordenado…nos hace presas fáciles de la depresión, fatiga, agobio, estrés, ansiedad, desánimo, el caos total.

Dependiendo de tus circunstancias, sabrás cuando es tiempo de establecer prioridades y adaptar tu espacio a tus necesidades.

 

La clave del éxito es simplificar. Menos es más.

 

Aunque para ser sinceros es tarea no fácil, ya que por lo regular en la familia siempre hay algunos miembros que les gusta tener ordenado su espacio y otros por el contrario disfrutan el desorden, he aquí lo  bonito del equilibrio, sería cuestión de trabajar en los hábitos y cualidades de cada uno.

Existen infinidad de consejos y métodos de orden. Los rescatables y esenciales…

Ley del desapego. Revisa cada zona y desháganse de todo lo que no usen, no conserves nada roto, nada que no te quede (la clásica, lo guardo, que si para cuando adelgace, que si para cuando pinte, que para limpiar, para dormir, etc., etc.) dona, recicla, tira. Evita acumular, si vas a adquirir algo, reemplaza. Podrás notar que en un espacio despejado hasta respiras mejor y creas un ambiente saludable. Además tendrás la ventaja de que con menos cosas, se te reducen tus tiempos de limpiar, lavar, cuidar, reparar.

Aprovecha todos tus espacios, rincones, lugares de almacenamiento (todo es útil, ganchos, colgantes, cajones, canastos) siempre ten a la mano lo que usas con más frecuencia, mantén todo ordenado, eso evitará accidentes domésticos.

Crea un ambiente apacible, inviértele tiempo en planear los colores, la cantidad de luz, la ventilación, las zonas de descanso, aromas, incorpora la naturaleza. Todo en sintonía.

Ármate tu plan de limpieza y mantenimiento, de acuerdo a tus necesidades sabrás que ocupas limpiar y ordenar diario (como sacar la basura, tender camas, lavar platos etc.) que, cada semana (cambiar toallas, ropa de cama), cada mes, cada año, y si por las circunstancias de la vida pierdes el control, no te  agobies, puedes volver a empezar.

Experimenta…el solo contar con lo básico te hará más feliz.

Pequeños cambios, grandes beneficios.

 

 

                                                                                                    Santa Lorena Carlos Pérez

 

Share Button
imagen por creative market

imagen por creative market